Microrrelato III

El comepies vive en un calcetín. Todos los días se levanta, va caminando por el pasillo y aspira todo olor humano que se encuentra a su paso. Luego vuelve a su calcetín dónde justo antes de que Saul se levante, él le está esperando para darle los buenos días.

Justo hoy Saul se levantó con el pié izquierdo. No le hizo gracia que el comepiés le diera los buenos días. Cogió el desodorante, roció toda su fragancia antitranspirante sobre el calcetín y el pobre comepiés murió en el acto…

conclusión: incluso siendo un comepiés tendrás la vida fácil

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s